POSMODERNOS

Jesús traspuso el umbral del templo con el látigo en la mano para echar a los mercaderes. 
Pero sólo encontró una pequeña computadora que lo saludó en inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para dejar su comentario seleccione el perfil ANÓNIMO, o si prefiere utilice alguno de los perfiles disponibles.