CORTOMETRAJE

En la estación de un pueblo, una nena juega con una muñeca de tela. 
Pasa un tren de carga. 
La nena ya no está. 
Ahora se ve a una adolescente apoyada en la pared; está hojeando un libro. 
Pasa un tren de pasajeros, pero no se detiene. 
La adolescente se ha ido. Llega a la estación una mujer de unos treinta años que mira a uno y otro lado. 
Se detiene un tren. Nadie baja. 
La estación queda vacía hasta que aparece una señora de unos cincuenta años, aunque de aspecto juvenil. Camina por el andén. 
En un momento se sienta en un banco de madera, junto a una chica que le sonríe y le pregunta la hora. 
Pasa otro tren. 
La estación está otra vez desierta. 
Pero a lo lejos se ve acercarse a una anciana, lentamente, inexorable.

1 comentario:

Angelica dijo...

Es una belleza profe !!! Me encantan sus cuentos cortos ,pero con un contenido enorme !!

Publicar un comentario en la entrada

Para dejar su comentario seleccione el perfil ANÓNIMO, o si prefiere utilice alguno de los perfiles disponibles.