PARAISO PERDIDO

El ojo del perro solo sueña con un amo. 
El ojo del amo sueña con el ganado. 
El ojo del ganado sueña con un mundo vegetariano. 
El ojo del vegetariano sueña con el fruto prohibido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para dejar su comentario seleccione el perfil ANÓNIMO, o si prefiere utilice alguno de los perfiles disponibles.